Mala gestión y como recompensa ¡MILLONES DE EUROS!

Son responsables directos de las mayores quiebras de la historia del sistema financiero español. Financiaron proyectos urbanísticos especulativos, obras públicas ruinosas como aeropuertos vacíos, alimentaron tramas de corrupción y hasta llegaron a falsear las cuentas. Y no solo no han tenido que rendir cuentas, sino que han recibido indemnizaciones millonarias a su salida, tras años de cobrar sueldos estratosféricos. Pese a que su gestión desastrosa le va a costar al contribuyente como mínimo 50.000 millones de euros en forma de ayudas públicas, como intuye la sabiduría popular, ninguno de ellos ha ido a prisión ni ha devuelto un euro. ¿De verdad estos "estafadores" se merecen indemnizaciones e irse sin tener ninguna sanción?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué le ha parecido? ¡Dejé su opinión o su comentario aquí! ¡Gracias!