Juegas, intentas dar todo para ganar y pierdes, fracasas

Perder nunca es plato de buen gusto, y más cuando entregas el corazón, pero así es la vida hay que perder a veces para ganar otras. Puedo haber perdió un amor, un sueño, pero conservo en mi vida a una mujer especial, a una grandísima amiga y al fin y al cabo es lo que cuenta. Pueden cambiar algunas cosas pero lo importante, como el cariño, ¡no¡ porque sé que nos queremos mucho.
Así que chicos eso que en la vida no ay que rendirse es falso, a veces hay que rendirse, una derrota a tiempo puede llegar a ser una victoria, y perder no es fracasar, el fracaso es cuando no pones todo lo que tienes para intentar ganar…  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué le ha parecido? ¡Dejé su opinión o su comentario aquí! ¡Gracias!