Crisis de valores, crisis económica y democrática

Que España en particular y el mundo en general está sufriendo una grave y fuerte crisis económica es evidente. Pero esta crisis no es solo económica, es una crisis aún más importante, es una crisis de valores humanos y democráticos. Todos los males de estas crisis que vivimos son causas de la avaricia humana, de anteponer siempre el yo sin pensar en las consecuencias ni en los demás.
Estamos en un mundo gobernado por la avaricia, una avaricia insaciable que mientras más tienes más quieres en la cual domina el poderoso, y ya lo avisaba Quevedo “poderoso caballero es don dinero”.
Estamos cansados de escuchar “la justicia es igual para todos” y yo me pregunto… ¿Si es igual porque una persona que roba para comer va a la cárcel y otra que roba millones se libra?, ¿Por qué asesinos están en libertad tras haber cumplido unos años de prisión?… ¿Eso es justicia?
¿Es justo que políticos corruptos que roban y mienten campen a sus anchas con una sonrisa de superioridad e impunidad? ¿Es justo que mientras unos no tiene que llevase a la boca otros estén robando con total impunidad? ¿Es justo que los banco te quiten la casa y sigas teniendo que pagar esa deuda de la hipoteca de por vida? ¿Es justo que las consecuencias de esta crisis la paguemos es pueblo, mientras especuladores y banqueros ganan?
Esta crisis económica ha destapado la crisis de valores de nuestra sociedad, una sociedad en la cual el que más tiene más quiere y más poder pose. También ha destapado una crisis en nuestro sistema democrático, un sistema donde lo que importa es llegar al poder, ya sea con mentiras o como sea, lo importante es llegar, y una vez allí, intentar llenarse los bolsillos.
Día a día vemos como algunos políticos corruptos eran sobornados, como malversaban fondos públicos, y para nuestro asombro no van a prisión, y para nuestra indignación campan a sus anchas en libertad con una sonrisa de superioridad.
Día a día vemos como el dinero lo compra casi todo y por eso opino que la justicia cada vez es más injusta, siempre protegiendo al más fuerte, por eso llego a la conclusión de que todo tiene un precio, incluso la justicia.
Por eso estimados lectores, espero que este articulo os sirva para ver qué sociedad tenemos, que crisis tenemos, que políticos, y como siempre ganan los mismos, los poderosos. Espero que todos pongamos nuestro granito para evitar estas injusticias. ¡Juntos podemos! ¡No te rindas e intentar cambiar las cosas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué le ha parecido? ¡Dejé su opinión o su comentario aquí! ¡Gracias!