Todo pasa, todo cambia.


Las personas cambian, las situaciones cambian, los momentos cambian, en resumen, todo cambia, y por mucho que recordemos con nostalgia el pasado, solo es eso pasado, y sabes que esos momentos increíbles ya no volverán. Por eso aunque no lo parezca, la vida cambia, ningún día es igual al anterior por muy parecido que parezca. 
Lo que ayer tuve, puede ser que no lo tenga hoy, por eso disfruta de cada día, de cada momento, ya que los buenos momentos son efímeros, piensa antes de actuar y no te arrepientas de algo que te hizo feliz, es más si es posible intenta repetirlo ya que si te hizo feliz puede volver a hacerlo.
Lucha por conseguir momentos felices, momentos inolvidables, lucha por lo que quieres pero conservando lo valioso que tienes, disfruta de la vida a tu manera, de tus momentos como quieras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué le ha parecido? ¡Dejé su opinión o su comentario aquí! ¡Gracias!